6 feb. 2012

Luz, piedra y mar

Llueve y hace frio, la penumbra nebulosa lo inunda todo y mi mente no se resiste a la evocación del Mediterráneo... con su luz intensa, cegadora, hasta el punto de difuminar los contornos de los objetos... y su calor, abrasador en sus mediodías y acariciador en sus atardeceres... En Grecia, además, a la luz se suma la presencia constante del mar constelado de perlas gris piedra, nimbadas de blanco y verde, sus islas... En la imagen Santorini, ejemplo sin parangón de esa equilibrada paleta de colores